Entradas

Quien tenga amor cumple la voluntad de Dios. Por San Efraín el Sirio

Feliz es aquél que tiene amor por Dios, porque lleva a Dios en su interior. El hombre en quien hay amor está con Dios, por sobre todas las cosas. Quien tiene amor en sí mismo no teme. No se disgusta con nadie, ni se enaltece por encima de nadie. No calumnia a ninguno, ni presta oídos al calumniador. No compite con nadie ni es celoso, ni se alegra de la desventaja de otro, ni condena al que cae, sino que simpatiza con él y lo ayuda. No desdeña a su hermano que ha caído en necesidad, en cambio, le auxilia y está listo a morir por él. Quien tenga amor cumple la voluntad de Dios. Fuente: San Efraín el Sirio. Cartas Morales.

Soportaré esto por Jesucristo. Por San Antonio Optima

Yo sé que estás conmigo. Por José María Pemán

Película sobre la vida de San Giussepe Moscati

Lo que es la vida eterna. Por San Alberto Hurtado

La Eucaristía me da a María. Por la Beata Cándida de la Eucaristía

El gozo de la fe en Cristo es el único gozo verdadero. Por San Justino Popovich

El retorno a la Patria celestial. Por San Nicolás de Serbia

Nadie como María fue iluminada por la luz celestial. Por San Sofronio de Jerusalén

Todo se hundirá en el abismo de Mi misericordia. Por Santa Faustina Kowalska

Tocó al hombre y reconoció a Dios. Por San Agustín

Prefirió llevar al cielo las llagas que padeció por nosotros. Por San Ambrosio de Milán

Sobre los discípulos de Emaús. Por San Agustín

Mujer, ¿por qué lloras?, ¿a quién buscas?. Por San Gregorio Magno

Os haré resucitar con el poder de mi diestra. Por San Melitón de Sardes